Preanestesia: manjo de la medicación habitual

Es importante comprobar todos los fármacos que toma el paciente habitualmente. Se deberá concretar la dosis y los intervalos de administración de todos las fármacos y productos de herbolario.

A continuación se debe definir que fármacos se mantienen y que fármacos se suspenden asi como el momento en el que deben ser suspendidos determinados fármacos.

En general se mantienen la mayoría de los antihipertensivos, los antiepilépticos,la mayoría de los tratamientos para patologías psiquiátricas, los antiarrítmicos y los antianginosos.

Suelen interrumpirse los anticoagulantes, algunos antiagregantes en función de la patología asociada así como los antidiabéticos orales.

No obstante, la el manejo perioperatorio de la medicación crónica puede requerir un manejo individualizado en función de las comorbilidades del paciente. Especialmente en pacientes con mal control de su patología de base la interrupción de su tratamiento habitual aumenta el riesgo de descompensación y con ello la morbimortalidad intra- y postoperatoria.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.